Imperio Incaico – Los Chasquis

Durante la época incaica, existieron grandes atletas capaces de correr largas distancias de forma continua, con el objetivo de llevar o traer mensajes importantes de la nobleza o cumplir con un pedido del Inca, a estos personajes se les llamó Chasquis [1]. Se dice que un mensaje llegaba en menos de 2 días entre Quito y Cuzco, un chasqui corría una distancia de 600 km y luego eran relevado por otro compañero, esto se repetía hasta que el mensaje llegara a su destino, es decir, corrían a manera de posta,   además en el Camino Inca o  Cápac Ñan [2] habían cada cierta distancia un depósito de alimentos para que los chasquis pudieran detenerse y alimentarse para así recobrar energías o entregar el mensaje a un relevo. Detrás de este sistema de comunicación hubo toda una ingeniería, la cual estuvo basada en la organización de los siguientes elementos: el chasqui, la red de caminos, con sus puentes y escaleras, y los tambos.

Bibliografía:
  • LUMBRERAS, Luis Guillermo (2003). QHAPAQ ÑAN El camino de los incas. Chasqui -Boletin Cultural. Lima. MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, Impresión: Tarea Asociación Gráfica Educativa.
  • Empresa periodística La Nación S.A. (2008)  (www.triunfo.cl/prontustriunfo/site/artic/20080719/pags/20080719020559.html) Sitio web oficial del periódico La Nación (consulta 20 de mayo de 2010).
EL MEDIO DE COMUNICACIÓN EN EL PERIODO INCAICO – LOS CHASQUIS

Como se sabe, en los tiempos incaicos no existían las facilidades de comunicación que vemos en nuestros tiempos. En la era actual muchas veces no es necesario moverse para acceder a la comunicación. Sin embargo, en los tiempos antiguos era necesario que alguien transportara el mensaje que el Inca o uno de sus funcionarios querían enviar. Podemos decir entonces que la función del chasqui y de todo el sistema de comunicación era indispensable en los procesos de conquista del Gran Imperio.

Los chasquis eran jóvenes de 18 a 20 años seleccionados, por su agilidad, para cumplir la labor de mensajeros reales, de ellos dependía que el mensaje se transmitiera a la mayor velocidad posible. La función de un chasqui obedecía a servicios gubernamentales netamente. El sistema de envío de mensajes no podía estar desatendido bajo ninguna circunstancia, por lo cual, habían mínimamente 2 chasquis en cada tambo esperando algún mensaje real que llevar. Había pena de muerte por obstaculizar el paso del correo, para los chasquis que violaran el secreto del mensaje y para aquellos que daban una noticia falsa.

A través de la labor de los chasquis, se podía cubrir 200 kilómetros diariamente. Se dice que era del agrado del inca comer pescado fresco, por lo cual, esta también fue una misión de los chasquis, quienes podían ir desde las costas hacia la sierra en menos de un día. El chasqui que llegaba corriendo a un punto no se detenía a dejar el mensaje a otro chasqui que lo esperaba, sino que le comunicaba el recado continuando la carrera, para esto el chasqui anunciaba su llegada tocando una bocina de caracola, y como el otro chasqui estaba preparado para partir, con su indumentaria completa, salía de inmediato a darle el encuentro. Y en par, sin detenerse, avanzaban dando el uno y recibiendo el otro los mensajes. Los mensajes podían enviarse y entregarse de forma oral o a través de los quipus.

El territorio incaico tuvo una extensión desde Pasto, ubicado en Ecuador, hasta Concepción, en el vecino país de Chile. Su centro de operación fue, como ya sabemos en el Cuzco. La red vial de aquellos tiempos debía cubrir toda esa extensión, tanto de norte a sur, como de la serranía hacia las costas. La red caminera ocupó territorios de Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina; extendiéndose a lo largo de 8,500 kilómetros. Y el conjunto de caminos está comprendido entre 30,000 y 50,000 kilómetros.

Los caminos incaicos fueron trazados adaptándose a la geografía de la zona por donde pasaban. Es necesario resaltar que muchos de los caminos ya habían sido trazados por las culturas Wari y Tiahuanaco en su tiempo de apogeo, ló que hicieron en la época incaica fue rehabilitar, reabrir y perfeccionar los caminos ya existentes. Es resaltante que nuestros antepasados se impusieron sobre la dificultad hallada en el medio geográfico, ya que a lo largo y ancho de la red vial se construyeron puentes, caminos, trabajados de acuerdo al lugar y escaleras; y se hallaron en gran variedad según fuera la necesidad de la zona, con la finalidad de mantener una línea recta y acortar el camino. Hubieron diversos tipos de puentes. En la sierra generalmente existieron los de troncos de árboles, para distancias no muy largas que los troncos pudieran unir, y los de “criznejas” [3] para distancias mayores. También existieron los huaros o oroyas, como medio para atravesar un río, los puentes flotantes hechos con totora, y puentes hechos con piedras. La mayor parte de los caminos estaba empedrado y podían tener un ancho desde 2.5 a 6 metros. El mantenimiento de los caminos, puentes, escaleras, y el aprovisionamiento de los tambos eran realizados a través de las mitas.

La red vial incaica no estuvo disponible para todos, el objetivo principal no fue unir todos los lugares para que los pueblos pudieran comunicarse, todo lo contrario, el gobierno deseaba que la gente naciera, viviera y muriera en su pacarina [4], y si en caso había migración era porque el Estado lo permitía. La red de caminos era de propiedad gubernamental y el tránsito era restringido. Una de sus funciones fue de facilitar el traslado del ejército del imperio, durante sus planes de conquista. También, para que los chasquis pudieran movilizarse con rápidamente, con presteza y sin estorbos llevando los mensajes de interés estatal. Además sirvió para el transporte de alimentos hacia las colcas [5]. Y finalmente para que el inca o alguno de sus funcionarios pudieran transportarse sin restricción alguna a cumplir sus funciones.

En cada cierto tramo del camino incaico fueron construidos unos edificios particulares denominados tambos. Algunos servían de albergue, descanso y aprovisionamiento a quienes transitaban cumpliendo mitas [6] y comisiones por encargo del gobierno, pudiendo ser los chasquis, guerreros, administradores, etc. Hubieron categorías de tambos, los más importantes fueron los reales, pues en ellos llegaban el inca y su séquito.

En conclusión todo el sistema de comunicación incaico fue controlado y de servicio al gobierno incaico para su expansión.

 ______________________
[1] Chasquis, palabra en quechua, significa mensajero, este oficio surgió desde antes del imperio inca, segun restos arqueológicos su aparición fué en la cultura Mochica, sin embargo se les conocia como “itzhaqui.izcaero” que significa portador.
[2] Qhapaq Ñan ó Cápac Ñan, denominado de esta manera al camino principal de la red vial incaica.

[3] “criznejas”, plantas oriundas de la sierra, de éstas hacían cuerdas y las unian para hacer los puentes colgantes.

[4] Pacarina, lugar de origen.

[5] Colcas, grandes almacenes de productos agrícolas, destinados al consumo de la población andina.

[6] Mita, trabajo comunitario y obligatorio.

Bibliografía:

  • ESPINOZA SORIANO, Waldemar (1990). LOS INCAS – Economia, sociedad y Estado en la Era del Tahuantinsuyo. 2ª .ed.  Lima: AMARU.
  • GUIJARRO, Timoteo y BORJA, Cardelús (2009) – CÁPAC ÑAN – El Gran Camino Inca. Lima: Santillana.
  • ROSTWOROWSKI, Maria (1989) HISTORIA DEL TAHUANTINSUYO. 4ª.ed. Lima: IEP.

Páginas web consultadas:

Videos relacionados con este hito:
Recorrido del Camino del Inca  Caminos prehispánicos de Arequipa  Camino del Inca a Macchupicchu

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: